Aclaró que lo que publiqué en mi blog no siempre es realidad, muchas veces son historias, anécdotas de amigos, seres queridos, que comparto su dolor, angustia o felicidad que me lleva a redactar una historia