Tengo ganas de un amante mayor, de donde surge este deseo, no por una estabilidad económica, doy gracias por ser una joven sin ambiciones, sencilla, tengo esa curiosidad de experimentar, de compartir, con alguien que ya ha vivido la vida, que ya piensa de forma distinta, que sabe vivir el momento, que le toma importancia a ciertas cosas que yo no veo, que aprendió a no preocuparse por todo porque para todo hay solución, quiero a un hombre mayor porque se vuelven romántico, porque ya están cansados de juegos, porque en el puedo contar con un buen consejo.

De quien no tengo que competir, ni celar, ni agradar, ni mostrar mi cuerpo, con él es todo mas bello, de una compañía tranquila, generosa, agradable para mi, de quien puedo aprender a no correr porque todo llegara a su tiempo, de que el amor no es cosa de tontos es para guerreros, de que la vida es una y hay que saber vivir los buenos momentos, hoy estamos mañana no sabemos.

Quiero vivir esa fantasía de gozar la vida con alguien que tiene el camino extenso que ya ha recorrido, quiero tocar su alma, sentirme una reína a su lado, quiero a un mayor para que me enseñe a ser una mujer deseada no solicitada, porque no hay nada mas sexy que un hombre que te vea sobre todo lo interior y no por tu físico que pasa a segundo nivel, que no miento que fue tu belleza y frescura lo que lo atrajo pero luego pasa a segundo nivel.

que se conecte con tu alma, quiero a un mayor que no cuestione nada y que este como primer nombre sea madurez, como primer apellido caballeroso y como segundo apellido experiencia, que su apodo sea gozar con él y vivir lo que no creo que jamas conozca de un joven, me enseñe mas.