Atardecer divino, no te vayas, no huyas, no me dejes, ven te lo ruego, necesito esos vistosos colores para vivir, para soñar, para admirar esa tu esencia colorida que llena mi alma, me das luz, y cuando te escondes y te pierdes me llevas contigo.